Delito de abandono de destino

  Delitos, Derecho Penal

El delito de abandono de destino sólo puede ser cometido por funcionarios o autoridades públicas en especial los miembros de la Guardia Civil y de las Fuerzas Armadas. Este es un delito tipificado en el Código Penal como un delito contra la Administración Pública. 

El delito de abandono de destino consiste en que el funcionario público o autoridad deja su destino. Esto lo hace con la finalidad de no perseguir o no impedir cualquiera de los delitos establecidos en el Código Penal en los Títulos XXI, XXII, XXIII y XXIV. 

¿Qué es delito de abandono de destino?

Este delito se encuentra tipificado en el artículo 407 del Código Penal, es un delito que sólo puede ser cometido por un funcionario público o autoridad. Pero no cualquier funcionario o autoridad pública dado por que hace mención expresa a la finalidad de no perseguir o de no impedir cualquiera de los delitos establecidos en el Código Penal en los Títulos del XXI al XXIV.

El delito de abandono de destino es un delito doloso, el cual requiere de la existencia de dolo. Esto significa que tiene que ser cometido por voluntad y a conciencia del funcionario o autoridad pública. Este delito se encuentra íntimamente ligado con el delito de omisión de perseguir delitos.

¿Buscas abogado especialista en Derecho Penal?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista en Penal.
Contamos con una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Los delitos por los cuales se comente el abandono de destino son todos los que se encuentran recogidos en los títulos siguientes:

El Título XXI corresponde a los delitos contra la Constitución.

Título XXII pertenece a los delitos contra el orden público.

Título XXIII, comprende los delitos contra la paz, traición o la independencia del Estado y los delitos relacionados con la Defensa Nacional.

Título XXIV, en este se encuentran los delitos contra la Comunidad Internacional.

Requisitos para que se cometa el delito abandono de destino

Para que un funcionario cometa este delito tiene que abandonar su destino para no perseguir o no impedir un hecho ilícito. No se requiere que se cometa el delito que se deja de perseguir.

El abandono debe ser suficiente para que se cometa el delito, según lo dispuesto en el artículo 407 del Código Penal. El cual tiene como principal objetivo que los funcionarios procedan acorde al principio de legalidad y al ordenamiento jurídico

Cuando se hace referencia a destino debe entenderse como el espacio donde la autoridad o funcionario ejercer sus funciones, el servicio u ocupación.

¿Cuál es la pena para el delito de abandono de destino?

La sanción que se aplica al funcionario que abandona su destino para no perseguir o impedir que se cometa cualquiera de los delitos establecidos en los títulos del Código Penal. Será de pena de prisión de 1 a 4 años, además de inhabilitación absoluta de 6 a 10 años para cargo o empleo público. 

Cuando el abandono de destino se hace con la finalidad de  evitar impedir o perseguir o cualquier otro delito que no se encuentra en los títulos XXI a XXIV. Esto no tendrá pena de prisión pero sí se le aplicará inhabilitación especial de 1 a 3 años para cargo o empleo público.

En caso de que el abandono de destino se cometa para no ejecutar las penas impuestas por la autoridad judicial competente a los delitos se encuentra en los títulos XXI a XXIV. La sanción impuesta será inhabilitación especial de 1 a 3 años para cargo o empleo público.

¿Qué es el delito de abandono de destino en el ámbito militar?

El delito de abandono de destino en el ámbito militar es cometido por los miembros de las fuerzas armadas y guardias civiles. Este delito se comete cuando el guardia civil o militar de forma arbitraria interrumpe la prestación del servicio a la que está obligado y con ello incumple sus deberes militares.

Este delito se encuentra regulado en el artículo 56 del Código Penal Militar, que está en el Libro II de los Delitos y sus penas. El cual pertenece en Título IV de delitos contra los deberes del servicio, Capítulo III donde se encuentran los delitos contra los deberes de presencia y prestación de servicio.

El delito de abandono de destino en el ámbito militar se encuentra íntimamente relacionado con el delito militar de deserción.